Buscar

FINALES y ESPERANZAS


Hace una semana y un día cerrábamos el ciclo de ¡SOY!Esa Alfonsina, un musical. En la foto, con el elenco "naranja" en su función despedida, la anteúltima de la temporada.

Es inevitable que ayer, nuestro día corriente de función, nos haya ganado la nostalgia, allí donde cada uno haya estado.

En mi posteo anterior dije muchas cosas sobre este espectáculo, es verdad. Ésta profesión tiene la particularidad de hacernos sentir que nunca son suficientes las palabras que podamos pronunciar, escribir ó cantar: siempre habrá algo que no podremos explicar ni manifestar.

Y sí, para eso existe el arte.

Hoy mismo, en un anochecer de domingo, mientras escucho indie rock, esa música que siempre me suena a road movies de despedidas pero repletas de esperanzas en el horizonte, siento lo mismo viendo estas fotos, sintiendo los ecos de aquellas voces, de esos abrazos, de esas lágrimas finales.

Quien sabe si ésta SOY! volverá a ser igual alguna vez. Ya lo sé, nunca es igual porque en cada función hay una magia diferente. Pero...para cuando sea posible retomarla seguramente ya no seremos los mismos. Habremos crecido, habremos mutado, habremos madurado. Quizá algunos ya no estén por buscar nuevos caminos. Quien sabe. Uno nunca está seguro. Uno quisiera que un espectáculo no se terminara nunca, jamás. Uno siempre desea que, al igual que los seres amados, ellos "no se mueran nunca" y aún así como la muerte es parte de la vida los finales de temporada y las decisiones de cierre son parte del camino que uno recorre en la vida del escenario.

Por ello, cuando un espectáculo se estrena, hay que celebrarlo. Cuando culmina con tanta felicidad, fidelidad y amor como terminó éste, también hay que celebrarlo( ¡vaya si lo hicimos!) Pero también la celebración se produce de un modo más sencillo y cotidiano. Se produce allí, en la presencia, en ese otro lado del escenario donde el público le da un real sentido a nuestro trabajo. Por ello, cuando un espectáculo se estrene, no lo dejen irse, no lo dejen partir tan fácilmente. Hay que saber soltar, es verdad; pero también hay que saber luchar por eso que uno ama.

Hoy por hoy, este cierre ha sido la mejor decisión.

Siempre, por supuesto, nos queda la esperanza de regresar gloriosamente a revivir estas dos historias anidadas en una manada donde el compañerismo y los abrazos fueron y serán moneda corriente. A ellos, a los casi 40 "lobos y lobas" de la manada dentro y fuera de escena -de la que ésta Alfonsina , estoy seguro, no quiere irse- mi abrazo más fuerte y más intenso agradeciendo su entrega incondicional.

Y como fue necesario ponerlo en palabras que no salen y que las emociones superan, como en todo musical, necesité poner mis contradicciones, mi amor y mis ganas en ésta canción de despedidas y esperanzas que, una vez más, les regalo, ésta vez- y sólo por ahora- sin música:


"¿Donde están, como ha sido?

¿Es que acaso se han ido

la emoción, la ilusión, el temor, el dolor?

¿Se perdió?¿Es que no hay más? ¿En donde estoy?


Mis fantasmas, amigos¿que es lo que ha sucedido?

Si el vivir por amor, a esta cruel ilusión

No va más, se acabó¿en donde estoy?


No entiendo que es lo que cambió

si un camarín aún huele igual

si un fracaso tiene el mismo sabor

si es tan gloriosa una ovación.


A lo mejor fui yo, quien se equivocó

O a lo mejor ya no es igual

Y a lo mejor, por eso estoy aquí

para poderme enterar.


¿Donde están, como ha sido?

¿Es que acaso se han ido

la emoción, la ilusión, el temor, el dolor?

¿Se perdió ?¿Es que no hay más? ¿En donde estoy?


Un día a un viejo actor yo ví ensayar

con tal fuerza y tal pasión

"El pobre" pensé"no va a llegar!¡Será su última actuación!"

Y así es que a él yo me acerqué

y le pregunté "¿Por qué?

¿Por qué dejaba su vida si al final era tan solo...una función?


"Porque el teatro es mi vida

y en él he muerto mil días

uno más...¡que más da!

Si esa es tu elección

¡Era así!¡Entendí...en donde estoy!


( Pepe Cibrián Campoy. Del musical "Y al final otra vez" con música de Angel Mahler)


26 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

La manada

"Yo soy como la loba. Quebré con el rebaño Y me fui a la montaña Fatigada del llano." Alfonsina Storni, La Loba. Después de un ajuste de tuercas, hoy pasamos por primera vez nuestro primer acto, y